Dulces quince

En la mayor parte de Latinoamérica se sigue manteniendo el rito de la entrada en sociedad de las mujeres. En el siglo XIX en Europa (y leo que especialmente en Francia e Inglaterra) se celebraban fiestas en las que las niñas -casi mujeres- de las altas esferas, eran presentadas en sociedad con la intención de que tuvieran mayores posibilidades de encontrar un buen marido.

Actualmente en Latinoamérica continúa vigente esa costumbre en las celebraciones de XV, aunque ahora no están orientadas a esa presentación en sociedad, sino a celebrar una fecha bastante especial en la vida de cualquier adolescente. Vestidas de tul, o telas ricas, normalmente en colores bastante llamativos, las niñas se sienten “Reinas por un día”. En México esta tradición está muy arraigada, y las niñas esperan con ilusión ese día en el que serán princesas y las protagonistas absolutas de la fiesta.

Existen tiendas especializadas en los vestidos de XV, y si te asomas a sus escaparates puedes ver un conjunto de vestidos de princesa, al modo del siglo XIX. Vestidos formados por una parte superior tipo corpiño, y una falda abullonada de capas de tul, a juego con el corpiño. Aderezado, según el vestido, con lentejuelas, lazos, perlas, dibujos de flores. Esto se acompaña de unos zapatos de tacón alto, un recogido de peluquería y una manicura francesa perfecta, que en España nos asustaría ver en una niña de esa edad. Todas sus amigas se visten con vestidos ajustados o de princesa (aunque sin desmerecer a la quinceañera, como en las bodas), altísimos tacones, recogidos y uñas pulcramente arregladas para la ocasión. Y los amigos acuden vestidos con traje oscuro y corbata. Para una española poco acostumbrada y poco dada a este tipo de celebraciones es todo un espectáculo.

La fiesta consiste en una misa de agradecimiento, si la quinceñera es católica, a la que le sigue una comida y un baile, que se celebran en un salón alquilado por los padres. La adolescente elige a varios de sus amigos varones para acompañarla como chambelanes. Éstos van vestidos con un frac o un traje oscuro y normalmente llevan algún detalle en su indumentaria a juego con la protagonistas, por ejemplo un pañuelo o una faja del mismo color que el vestido de ella. Los chambelanes van a buscarla a casa y en una limusina o un coche la llevan a donde tendrá lugar el festejo. Al llegar a la iglesia o lugar de celebración además se le entrega un ramo de flores como el de una novia.

A la fiesta acude toda la familia y amigos de la homenajeada.

El baile es el momento cumbre de la fiesta, donde la quinceañera es la única y feliz protagonista de todo. Se le canta, pues normalmente hay música en directo, y los varones de su familia, chambelanes y amigos la sacan a bailar, como una princesa de cuento.

No es difícil toparse con una de estas celebraciones por la calle, y precisamente eso fue lo que pasó el domingo mientras paseábamos por la plaza de Coyoacán. De repente una enorme limusina hummer de color rosa chicle apareció con una niña saludando con una sonrisa que no le cabía en la cara y pose de modelo.

Se detuvo delante de la iglesia, donde la recibieron varias amigas vestidas para la ocasión y haciéndole fotos, así como un fotógrafo y una “camarógrafo” profesionales. Al abrirse la puerta salieron cinco chambelanes con frac y un pañuelo verde pistacho y detrás de ellos la quinceañera.  Maneras de modelo en el que se notaba uno de los días más felices de su vida. Ojitos y ladeo de cabeza a los cientos de fotos que le hicieron, y enfundada en un vestido rosa palo, como un tutú por delante, y con cola por detrás. Fondo verde pistacho y lunares blancos. Altísimas sandalias de tacón, y para terminar un recogido, uñas y maquillaje impecables.

Una delicia para hacer decenas de fotos y disfrutar del ambiente que había a su alrededor.

Música de hoy: Para ti – Paraíso

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

2 comentarios en “Dulces quince

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s