Las luchas mexicanas

México es un país de espectáculo. De colores, ruido, ambiente y mucho público. Y uno de sus deporte-espectáculo favoritos son las luchas. Peleas en las que varios enmascarados realizan piruetas, demuestran su habilidad y fuerza.

Ir a la Arena México supone toda una experiencia. No es necesario que te gusten las peleas para disfrutar una tarde de este espectáculo. O al menos, esa fue mi conclusión al salir de ahí. Lo que disfrutas es el ambiente, el colorido, la tradición, el rugir del público, su entusiasmo, y la sensación de estar participando de uno de los espectáculos más tradicionales y populares de este país.

No es algo que la mayoría, especialmente de fuera de México, verían en la televisión, pues además de tener aspecto de espectáculo violento, no conocemos las reglas. Pero al estar allí el entusiasmo de los asistentes te contagia. No tanto como para participar de los gritos animando a un luchador a lanzarse sobre el otro, o como para increpar a otro llamándole “puto” (maricón) a semejanza de otra parte del público que no está conforme con la manera de actuar de uno de los participantes en la pelea. Pero sí como para que eso, que en otro contexto no te parecería nada bien, te divierta y provoque que pases alrededor de dos horas muy entretenidas.

Algo que preguntamos la mayoría de los extranjeros, y de los neófitos en esto, es si realmente se pegan durante las peleas. La respuesta es que no, pero hay matices. Este tipo de lucha consiste en una serie de acrobacias, piruetas, danzas entre los participantes. No es una pelea cuerpo a cuerpo, con golpes para derribar al contrario, como en el boxeo. El objetivo también es vencer al otro, y dejarlo en el suelo hasta que el árbitro cuenta hasta tres sobre la lona, pero a base de movimientos bien estudiados, saltos, casi bailes, patadas voladoras, que tienen más de espectacular que de agresivo.

En cierto modo no se golpean fuerte, violento, pero aquí está el matiz: a pesar de todo con esos saltos unos sobre otros, o golpes en el pecho con la mano abierta, etc… el madrazo* se lo dan de todas maneras.

Un día de luchas suele consistir en cuatro o cinco peleas. La primera es a un asalto y no son profesionales los participantes. Las siguientes, los luchadores son “estudiantes”, aprendices, que salen acompañados de su entrenador y que ponen en práctica las piruetas y llaves que están aprendiendo. Y por último, la última pelea, la que espera todo el mundo y a la que el público ya llega caliente, es la de los profesionales. En esta última pelea, incluso el recién introducido en este deporte se da cuenta de que los saltos y las llaves están mejor hechos por los luchadores y la pelea tiene más dinamismo.

Al empezar cada pelea hay un presentador que con mucha pomposidad recibe a los luchadores, dice su nombre al público y les invita a pasar al ring. Es un rito lleno de teatralidad, cada uno de ellos sale con una banda sonora, un atuendo y unos gestos muy estudiados y particulares.

Como se conoce fuera de México, el principal distintivo de este tipo de luchas son las máscaras que llevan los luchadores. Aunque no todos llevan, bien por elección, bien porque la han perdido en una pelea. Las máscaras se pueden comprar a la entrada y salida del Arena México y tienen mucho éxito. Una máscara allí puede costar entre 200 y 500 pesos. Y por supuesto muchos de los asistentes como público acuden con la máscara de su luchador favorito.

Una de las mayores humillaciones para un luchador es que un rival le quite la máscara durante una pelea, pues en cierto modo desvela su identidad ante su público, sus seguidores.

Las peleas suelen tener lugar por parejas, y en cada lucha hay tres parejas. O bien cada luchador acude por su cuenta pero a la hora de pelear se unen contra un enemigo común.

Y como gran espectáculo popular que es, tiene sus mitos. Leyendas como Blue Demon o el Santo son conocidos en todo el país y hasta se pueden ver películas de su época con ellos como protagonistas.

*Madrazo: 1. m. malson. El Salv. y Méx. golpe (‖ acción y efecto de golpear).

Os dejo alguna foto. Perdonad la calidad pero están hechas con el móvil porque no se permite entrar con cámaras.

Fotos: Elena Benito

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s