De compras por San Jacinto, San Ángel

Como ya he comentado en anteriores entradas, México DF está conformado en parte por pequeños pueblitos con mucho encanto. Otro de ellos es San Ángel, también en el sur de la ciudad. Un lugar ideal para comprar artesanías en un ambiente muy agradable, quizás algo más caro que en otros sitios, pues es muy frecuentado por turistas, pero el paseo por allí merece la pena.

Aunque a San Ángel se puede ir cualquier día de la semana a pasear por sus calles empedradas, disfrutar de sus placitas y bonitas casas, o ver la iglesia de San Jacinto, el día ideal para echar un vistazo es el sábado. Este día de la semana es cuando abre el Bazar de artesanías, en la parte alta de la plaza, y además las calles de alrededor de esta plaza se llenan de pintores, artesanos textiles, gente que vende bonitas fotografías, o pulseras de abalorios y otras joyas, entre otras cosas.

La plaza de San Jacinto es la que concentra todo el movimiento durante ese día. Si se sube desde Avenida Revolución hacia la plaza por la calle Madero, encontramos una primera plaza, la plaza del Carmen, más pequeña en donde se ponen los pintores. Un poco más arriba la calle se abre en una bonita plaza rodeada de bares, restaurantes, y llena de jardines y de gente. En esa misma calle, a mano derecha está el Bazar del sábado, situado en un edificio pintado en rojo, con un patio interior. Dentro, decenas de tiendecitas llenas de artesanías, colores y mucha imaginación. Imprescindible entrar a observar un rato y hacer unas cuantas fotos.

Por cierto, en varias guías recomiendan sentarse un rato en uno de los restaurantes del patio interior y probar sus quesadillas.

Más arriba, siguiendo el rumbo de la calle, pero ya fuera de la plaza, y esta vez a mano izquierda, se entra en el patio de la Iglesia de San Jacinto, del siglo XV. Esta iglesia es otra de las bonitas muestras del barroco mexicano (de origen español), y es un gusto entrar a ver su claustro, tranquilo y silencioso. Justo antes de llegar a esta iglesia se encuentra un mercadito cubierto, parte del mercado del sábado, donde curiosear y comprar más artesanías y “chacharitas”.

De vuelta a la plaza, cuadros naif, bonitas fotografías en blanco y negro, pinturas surrealistas, abalorios, bordados de flores y bellos dibujos en papel amate.

Para completar el día una gran idea es comer una deliciosa cochinita pibil en el restaurante al lado del “Café Solo Dios”. Un local bastante pequeño pero en el que te atienden muy bien y la cochinita está realmente rica. Y como cierre una visita al ex convento del Carmen, en Avenida Revolución, casi enfrente de la calle Madero. Un antiguo convento de los carmelitas descalzos que fue edificado en el siglo XVII.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fotos: Elena Benito Alonso

2 comentarios en “De compras por San Jacinto, San Ángel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s